¿Por qué la madera de caoba?

Nuestro deseo era ante todo crear una caja soberbia de chocolates. En consecuencia, elegimos la madera de caoba por la finura de su grano, su ligereza y sus tintes homogéneos que varían del gris rosado al rojo oscuro. Los nombres consagrados a algunos de nuestros cofrecitos hacen referencia al carácter precioso de esta rara esencia - Ópalo, Esmeralda, Zafiro, Rubí y Diamante - que los dotan así de una identidad singular.


 

Una incrustación dorada

Las tapas de los cofrecitos de madera de caoba de la gama ocasional y de la gama temporada, son adornadas de una incrustación que refleja su temática: un corazón para la colección Romántica, una inscripción universal ' Happy Birthday ' para la colección Cumpleaños, un símbolo de supervivencia para la colección Pack de Supervivencia, dos corazones entrelazados para la colección Matrimonio, una inscripción universal ' Thank You ' para la colección Agradecimiento, la temática del hobby para la colección 'Hobby' y el busto de un reno para la colección Navidad. Las tapas de los cofrecitos de madera de caoba de la gama institucional son adornadas del logotipo Z.

Un producto francés

Nuestros cofrecitos son totalmente realizados en Francia, en el corazón del Jura. Este trabajo artesanal deja translucir una gran destreza asociada con una pasión inigualada para esta madera castaña que une sobriedad, elegancia y refinamiento a la francesa.

Historia

Nuestros cofrecitos son fabricados a partir del madera preciosa de caoba cultivada en los bosques tropicales de África. Esta madera de venas entrelazadas es particularmente utilizada en ebanistería y es muy apreciada por los luthiers. A fin de favorecer y de preservar el empleo en África, la madera de caoba que utilizamos para nuestros cofrecitos es cultivada y prerecortada localmente, luego es importada en Francia en forma de tablas y no en madera sin debastar.


 

La técnica de ensamblaje

Nuestros cofrecitos son fabricados en la tradición más grande privilegiando una técnica ancestral de ensamblaje a espigas y muescas. Este procedimiento consiste en encajar la parte macho llamada espiga con la parte hembra llamada muesca para constituir un ensamblaje. Esta técnica otorga a nuestros estuches más resistecia y elegancia.


 

El número de serie

Cada cofrecito de las colecciones Caoba y Naturaleza es única. Era esencial para zChocolat de subrayar esta particularidad dotándolos de un número de serie. Esta identidad propia de ellos recuerda así toda la destreza artesanal francesa contenida en cada uno de nuestros productos.


 

Una imagen personal o temática

Puede personalizar una placa dorada situada dentro de la tapa seleccionando una imagen temática o descargando su foto o logotipo de su elección.


 

El grabado de un mensaje personal

Puede hacer grabar con punta de diamante un mensaje personal de 25 caracteres máximo en la placa dorada atornillada directamente sobre el cofrecito.

La fabricación de los cofrecitos en imágenes

Entre en el universo de zChocolat y descubra el vídeo dedicado a la fabricación de nuestros cofrecitos.



 

Las etapas de fabricación


 

El rendimiento

Fragmentación de las tablas de madera de caoba para obtener los primeros elementos de los futuros cofrecitos.


 

El aserrado

Recorte de los primeros elementos para obtener una nueva pieza - el liston de madera.


 

El cepillado

Limpieza del liston de madera para obtener un elemento bien regular.


 

El espigado

Realización del sistema del cofrecito que constituye un ensamblaje - la parte macho llamada la espiga está destinada a ser encajada en la parte hembra de otra pieza llamada la muesca.


 

El delineado del espesor

Obtención del espesor deseado para las caras de los cofrecitos.


 

El ensamblaje

Aplicación de la cola entre las espigas para ensamblar los elementos que van a constituir el cofrecito.


 

El lijado

Una vez la cola se seca, el artesano lija el cofrecito para hacer los ángulos redondeados.


 

Tinte

Aplicación de la primera capa de barniz.


 

La imprimación

Técnica para bloquear el tinte recientemente puesto y cerrar los poros de la madera.


 

El pulido

El artesano quita todas las imperfecciones de la madera para obtener un cofrecito liso de acabados perfectos.


 

El recorte de la madera

La tapa del cofrecito es creada, el interior del estuche en estado bruto aparece.


 

Doble bisel y bisagra

Preparación de un bisel doble por técnica de fresado para determinar el emplazamiento de las bisagras de acero latonado procedente de Francia.


 

Barniz

Colocación de una segunda capa de barniz


 

Colocación del cierre.


 

Grabado con laser del logotipo Z


 

Revestimiento dorado en la incrustación de la tapa


 

Numeración del cofrecito