Mouse de chocolate

Cualquiera que sea la región de Francia que usted visite, es muy probable que usted descubra este postre divino que es el Mouse de chocolate. Llegado el momento del postre los cafés y restaurantes de renombre le propondrán esta deliciosa elaboración. Es un gran clásico en este país de gran tradición culinaria. De hecho, no es totalmente una coincidencia que los franceses, verdaderos gastrónomos, hayan inventado esta delicia.

Una dulce adición

Una dulce adición Cuando la palabra "Mouse" comenzó a ser utilizada en 1894, esta fue reservada para los platos a base de pescado y legumbres. Fue a principios del siglo 20 cuando el artista Henri Toulouse Lautrec tuvo la brillante idea de añadir cacao a un "Mouse" dando así nacimiento a este postre de textura celestial. Afortunadamente el primer nombre que le dio, "mayonesa de chocolate", fue cambiado poco después por el que todos conocemos hoy en día.

Numerosas versiones

Se pueden encontrar cientos de recetas diferentes en los libros de recetas del mundo entero. Algunas añaden ingredientes originales como el alcohol, la menta, naranjas y hasta malvaviscos. En algunas preparaciones complicadas incluso hay que utilizar de 3 a 4 tazas. Si bien en ciertas ocasiones estas variaciones pueden ser interesantes, el sabor original del "Mouse de chocolate" y la delicadeza de su aroma son enmascarados por estas adiciones.

Simplicidad es la clave

Si usted quiere un postre autentico, delicado y exquisito, nosotros le recomendamos seguir la receta original al pie de la letra. Los ingredientes no son numerosos y las instrucciones son bastante simples. Por eso hay que prestar atención a los detalles en la preparación. Usted debe utilizar solamente ingredientes de calidad, un chocolate negro, rico y una mantequilla cremosa y no cualquier ingrediente vulgar que encontraría en el supermercado de la esquina. Es también muy importante respetar las instrucciones sin intentar saltar los pasos indicados. Como para todo plato de calidad, los ingredientes y la preparación harán la diferencia.

La receta del famoso Mouse de chocolate


1- Hacer derretir el chocolate con la mantequilla a baño maría.
2- Separe la clara de las yemas de los huevos, batir las claras a punto de nieve y añadir una pizca de sal.
3- Mezclar el azúcar, luego las yemas una a una al chocolate y mantequilla.
4- Incorpore delicadamente las claras al chocolate. Meta a la nevera durante 6 horas. A consumir muy fresco.

La creatividad en la presentación

Usted acabó casi la preparación del postre perfecto. Si usted ha efectuado la preparación con mucha delicadeza y utilizando ingredientes de gran calidad, todo lo que le queda a hacer es ocuparse de la presentación. Esta etapa es casi tan importante como las otras, pero ahora usted puede ser creativo y dejar volar a su imaginación. No le queda más que servir esta delicia. Por ejemplo, usted lo puede servir en copas de champagne con ocasión de una elegante cena. Si usted ha organizado un cocktail, usted puede servir porciones pequeñas en tazas de café, siempre practicas para tales ocasiones. Usted puede incluso meterlo al fondo de tartas o dentro de frutas cuyo interior ha sido extraído.

Buen provecho

Sea cual sea la forma como usted sirva esta obra maestra, usted puede estar seguro que este postre tendrá un gran éxito ya sea en una cena intima o una fiesta de 30 personas. Buen provecho!