Un regalo único y terriblemente romántico.

El 14 de febrero es el día de la Fiesta de San Valentín para los enamorados y este día, no bromeamos con el chocolate. Es la ocasión tan esperada de enseñarle su amor y para algunos, de hacerse perdonar. ;-) Es en este contexto solemne que hemos creado nuestra Colección San Valentín con una selección de nuestros cofrecitos guarnecidos de las mejores creaciones del campeón del mundo chocolatero y mejor obrero de Francia, Pascal Caffet - para estar seguro de hacerle ilusión.



 

Los chocolates de San Valentín.

Pascal Caffet preparó 4 deliciosos chocolates en forma de corazón y de colores diferentes que derretirán a su Valentín de placer: Amore, Rojo Pasión, este chocolate frívolo esconde bajo las mallas de su cobertura chocolate carmín, un corazón divino de barbada negra hecha por una infusión de bergamota. Mystique: sombrío placer, este chocolate abraza bajo su casco de chocolate negro un corazón tórrido de caramelo blando a la vainilla Borbón. Suprême: bastión orgulloso de la golosina, este corazón deleitoso detiene detrás de su muralla de chocolate con leche, un corazón audaz de praliné a las avellanas. Toquade: esta caricia inocente esconde bajo su vestido de chocolate blanco un corazón negro intenso. Su barbada natural colma los paladares por la redondez de sus sabores.


 

¡Un corazón así de grande!


Dígale Yo te Quiero ofreciéndole 235 gramos de amor puro y de refinamiento. La elegancia de este corazón majestuoso de 10 por 4 centímetros mezcla finura y unicidad ofreciendo al paladar un delicioso praliné avellana, envuelto con un chocolate negro al 70 % Venezuela. El cuscurrante de las avellanas caramelizadas se une al fundente de un praliné perfumado que hechizará los sentidos del elegido de su corazón. Este chocolate espolvoreado de oro desvela un aroma singular del que sólo una torrefacción lenta y esmerada de las avellanas del Piamonte sabe el secreto. Con él, es una parte de su corazón que usted ofrece. Podrá también ofrecer esta joya en un cofrecito de madera de caoba grabado de dos corazones dorados entrelazados, y enteramente hecho a mano por los mejores artesanos franceses. Y porqué no doblar el placer?

Sea inolvidable...

Haga que esta San Valentín sea un día inolvidable, un recuerdo que quedará grabado en sus memorias... Para estar seguro de su regalo sea tán único como el ser querido a quien se destina, le proponemos varias ideas de persolanización.


 

Grabe su amor

Utilice nuestro grabado personalizado en fin de hacer de su regalo un cofrecito inolvidable. Su nombre, la fecha de su primer encuentro o simplemente " Te quiero ", sabrán realzar la originalidad de su regalo sin retrasar su expedición. Su grabado puede contener hasta 25 carácteres, aquí le damos unas ideas:
Te quiero mi corazón. K

Con Todo Mi Amor
Amor de mi vida
Isabel mi Amor
A mi amor para siempre
Para mi Valentina


 

Su foto personal

Sorprenda su novio o su novia, haciendo grabar una foto personal o una imagen temática de nuestra librería, directamente en el interior de la tapa de nuestros cofrecitos de madera de caoba.


 

Su mensaje de amor

Su mensaje de amor es deslizado en el bolsillo externo de nuestro saco longotte que envuelve su regalo. Usted puede personalizarlo con una foto de ustedes [dos], o simplemente seleccionar una imagen de nuestra colección romántica.


 

Una pequeña atención

Todos los cofrecitos de nuestra Colección San Valentín son decorados con corazones. Puede igualmente añadir un corazón de madera de caoba que será atado a la bolsa de longotte en la cual se encuentra su regalo, para el placer su destinatario.


 

El código de su corazón

Selle su regalo de una tecla de misterio gracias a este candado rojo pasión al corazón personalizable. Usted selecciona la combinación de 4 cifras cuando usted añade un producto a su cesta de compras. Programamos y enganchamos su candado en el momento de la preparación de su pedido. Su regalo podrá estar abierto únicamente gracias a su combinación personal. Usted puede utilizar, por ejemplo, una fecha de aniversario de matrimonio o el año en el cual se conocieron.


 

El toque final

Nuestro papel de regalo especialmente creado para la San Valentín es enteramente realizado a mano. Seleccionamos un papel de regalo blanco con una textura refinada y espesa sin reflejos. Es adornado de una cinta  de satín negra, todo sellado de un sello de cera negra. Se puede también personalizar este sello de cera con las iniciales de su destinatario - un toque final que le demuestrará toda la atención que usted le da.


 

Un guiñito

Atize su curiosidad por correo electrónico a partir del miércoles 12 o del jueves 13 de febrero gracias a nuestro Servicio Mensajero por email. El email siendo enviado automáticamente por zChocolat el día de su elección, usted puede reemplazar el texto por defecto por éste: " Somos muy felices de anunciarle la llegada de una sorpresa para la Sant Valentin que le será entregada por parte de [Su Nombre] a [Ciudad del Destinatario] muy pronto. "


 

Utilice nuestras recargas

Si su Valentín o su Valentina ya recibió un cofrecito zChocolat, entonces es el momento de enviarle recargas.


 

La entrega para la San Valentín

El día de la Fiesta de San Valentín, la puntualidad es tan importante como el regalo. Este año, la Fiesta de San Valentín es el viernes 14 de febrero, le recomendamos realizar su pedido cuanto antes, seleccionando el viernes 14 de febrero como día de entrega. Añadiremos un etiqueta sobre su paquete con la mención "Abrir exclusivamente en el día de la Fiesta de San Valentín".

La origen de la San Valentín

El día de San Valentín se originó en Roma, en 270. En ésta época, Valentín, un sacérdote romano, se ganó la ira del emperador Claudio II quien acababa de prohibir el casamiento de los jóvenes. En efecto, estimaba que los solteros eran mejores soldados ya que no temían perder su familia. Valentín animó a los jóvenes enamorados a venir a verlo en secreto, para recibir la bendición del matrimonio. Fue detenido y encarcelado. Mientras esperaba su pena en la cárcel, Valentín entabló una amistad con la hija ciega del carcelero, y le devolvió la vista. Justo antes de ser decapitado, el 14 de febrero del 270, le ofreció el mensaje siguiente: "De tu Valentín". Desde entonces, esta fecha se convirtió en el día de los enamorados.