Campeón del mundo, Mejor Obrero de Francia*


* Mejor Obrero de Francia : es un título prestigioso que recompensa a los mejores artesanos en diferentes dominios de la gastronomía francesa. Cada participante debe presentar una de sus más bellas realizaciones delante de un jurado que aplica criterios extremadamente rigurosos de evaluaciones. El vencedor tiene el privilegio de reunir esta congregación célebre y de hacerse a su vuelta MOF.

- Medalla de oro a los Campeonatos del mundo de los Chocolateros en Milano en Italia en 1996;  vicecampeón del mundo por equipo de los chocolateros en Las Vegas en 2002; medalla de Bronce a los Campeonatos del mundo de la pastelería en Las Végas en 2004; y muchos otros.

- Elegido uno de los doce mejores chocolateros franceses por el « Club de Croqueurs de chocolat »; este círculo parisino reune grandes aficionados de chocolates para degustaciones de chocolates que provienen de cientos mejores artesanos chocolateros franceses. Posteriormente, sus comentarios y sus evaluaciones son publicados en " El Guía de los Devoradores de Chocolate " (Guide des Croqueur de Chocolat).

Pascal Caffet y zChocolat

Pascal Caffet y zChocolat reunieron su experiencia y tacto con el fin de proponer a todos los aficionados de chocolate  Lo Mejor del chocolate francés. Pascal Caffet elaboró así exclusivamente para zChocolat 26 recetas excepcionales disponibles únicamente en nuestra web. Cada receta representa el fruto de años de degustaciones combinado con el talento y toda la experiencia de Pascal Caffet.

Un viaje exquisito

Saborear chocolates concebidos por Pascal Caffet es una experiencia única; la trufa al caramelo blando transporta su paladar de sabores azucarados hacia otros más salados; el praliné avellanas de Piamonte le invita a un viaje donde todos sus sentidos serán solicitados. Un solo e único de los chocolates de Pascal Caffet le introduce en el mundo privilegiado de los grandes chocolateros. Su tacto único resulta de una mezcla conseguida entre su pasión de artista para el universo del chocolate, su exigencia culinaria y años de experiencia. Una colección de chocolates excepcionales nació de los cacaos más puros y los ingredientes más frescos. La inventiva, la exigencia y el talento de Pascal Caffet naturalmente han sido coronados del título de Campeón del mundo y de otros títulos todos tan prestigiosos.

Si Pascal Caffet me fuera contado...

A los 4 años, Pascal Caffet está al lado de su padre, Bernard, en su pastelería de Troyes y más tarde en " Le Palais du Chocolat ", un lugar dedicado al chocolate cuyo su padre soñaba desde hace tiempo. Curioso, atento y voluntario Pascal es bañado desde su edad más joven en un mundo de tradición, de colores y de aromas donde París-Brest a la blancura inmaculada va a lo largo de los perfumes sutiles de las tartas de frutas. Este universo de sensaciones a la vez fuertes y refinados inspira al joven Pascal que se pone a soñar nuevas asociaciones de sabores, de aromas exóticos, de especias etc. ¡ Un artista chocolatero acababa de nacer!

Es con todo el ardor de su juventud y de su temperamento que Pascal Caffet continúa su formación. El fallecimiento de su padre mientras tiene sólo 25 años le encarga de repente de la responsabilidad de ambas tiendas de Troyes lo que le empuja adelante y acelera la maduración de su talento. Nada asombroso y, a los 27 años, Pascal se vuelve el Mejor Obrero más joven de Francia en su profesión - título ilustre concedido a los artesanos más talentosos de Francia. Poco tiempo después, participa en los Campeonatos del mundo de Milano dónde se consigue la Medalla de Oro luego de medalla en medalla obtiene la consagración suprema en 2005 de Caballero de la Orden Nacional del Mérito.

Pero más allá de las medallas, son los valores que este oficio exige cuales son recompensadas: la tenacidad, la creatividad y la pericia. Mucho más que un cumplimiento profesional, es ante todo un cumplimiento personal porque Pascal Caffet es un hombre apasionado. Su pasión para el universo del chocolate le hace crear el Trofeo Pascal Caffet que recompensa jóvenes talentos, luego organiza cursos para los que, a su imagen, sueñan con milhojas ligeros como el viento o de pralinés a las avellanas crujientes y desarrolla también su mercado. Su energía desbordante le hace abrir nuevas tiendas así como « corners », en Francia (Troyes y París, en el Barrio St Germán) y en Japón (Tokio, Kyoto, Kanagawa y Aichi) luego su encuentro con Jean-Philippe Khodara, el creador de zChocolat.com, le abre el mundo de Internet. En su laboratorio de Troyes, que representa una alianza única entre modernidad y tradición, les enseña su arte a los miembros más talentosos de su equipo: los procedimientos de fabricación, los tratamientos, las recetas pero también y sobre todo, la elección de las materias primas. Para Pascal Caffet, éstos determinan la calidad del producto final. Es por eso que usted encontrará sólo ingredientes de una calidad excepcional en sus recetas, ingredientes seleccionados por él mismo cerca de un número limitado de proveedores; almendras de Valencia, avellanas de Piamonte, cacao de Venezuela, de Papuasia Nuevo Guinea, de Brasil, del Ecuador, de St Dominique o de Costa de Marfil, etc. Desde luego ninguna traza de grasas vegetales, otra que la manteca de cacao, o de conservadores en estos chocolates excepcionales.

El tacto de Pascal Caffet ha sido recompensado de nuevo en 2008 por el muy distinguido « Club des Croqueurs de Chocolat », un círculo muy cerrado de 150 miembros que someten a un test y anotan más de una centena de chocolateros franceses preseleccionados, y que ha retenido Pascal Caffet entre los 12 mejores chocolateros.

¡ El espíritu siempre mirando hacia la creación, la novedad y el descubrimiento, Pascal Caffet continúa su aventura que, según sus propias palabras, sólo comienza!


 

Nuevo título para la
Casa Pascal Caffet

En Lyon, los 27 y 28 de enero del 2013, el equipo tricolor llevado por Mathieu Blandin, Jefe pastelero de la Casa Caffet, consiguió la Copa del Mundo de Pastelería frente a 110 competidores venidos de los 5 continentes. El jurado ha sido conquistado por la pieza única que representa una fórmula 1 y enteramente realizada con chocolate, bizcocho y helado. Una nueva distinción que se añade a la lista de premios de la Casa llevada por Pascal Caffet, él mismo victorioso de varios títulos de los que están “Mejor Obrero de Francia” Pastelero 1989 y Campeón del mundo de los Pasteleros Chocolateros Heladeros en 1995.


 

Unas palabras de Pascal Caffet

« Esto no es una invitación sino más bien una iniciación. Una iniciación al viaje a través de los sabores que encuentro los más bellos y los más sutiles. Como un animal salvaje y majestuoso, tengo que aprender a conquistarlos. Estos aromas raros y caprichosos, con una toque de magia, mucha paciencia y tacto, se hacen una fuente de placeres infinitos. Tal el alquimista, dedicado a su obra, trabajando sin cesar la materia bruta y revisando sus fórmulas, llegué a crear estas joyas que estoy orgulloso de compartir con usted. Quería hacerle compartir mi pasión de esta perfección hecha chocolate. Cada haba posee con mis ojos un perfume único y raro que transpuse en cada uno de mis chocolates. De la dulzura de Italia con sus pralinés a las avellanas de Piamonte a los aromas fogosos de las almendras caramelizadas de España, estas riquezas chocolateadas elevan su alma y maravillan sus sentidos. Si tal placer le ha sido ofrecido, no olvide en absoluto devolverlo, hombres y mujeres de naturaleza apasionada saben que la golosina es una historia partida de amor. Hasta pronto».


 

Pascal Caffet
Campeón del mundo